• image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image

Lonchera Saludable, Niños Saludables

Para esta semana de regreso a clases, vamos a aprender los elementos que debe tener la lonchera de nuestros niños. Esto es importante por distintos puntos:

1. Nuestros niños requieren mucha energía durante la jornada escolar, por el proceso de aprendizaje, las actividades deportivas, el juego con los amigos y el periodo de crecimiento por el cual están pasando.

2. Garantizar la nutrición de los niños, dará como resultado que su rendimiento en los 3 niveles (aprendizaje, deportivo y crecimiento) sean satisfactorios.

3. Una sana nutrición en nuestros hijos, contribuye en su estado anímico. Los niños bien nutridos son niños con energía, creatividad y emociones estables.

Elementos de una Lonchera Sana ¿Qué Debo Poner en la Lonchera de mi Hijo o Hija?

Agua

Durante el día nuestros niños van a jugar muchísimo, aunque la escuela no sea precisamente un parque, lo cierto es que al estar rodeados de más niños, los juegos no se hacen esperar, esto más la actividad deportiva y el horario en que están en la escuela (cuando el sol está en su máximo esplendor) incrementan la necesidad de agua. La hidratación es fundamental para la salud de todos los seres humanos y más aún en los niños que son tan activos. Por ello no olvides poner agua potable o infusiones de frutas frescas y de temporada en las mochilas de tus pequeños.

Juega con las opciones, acostúmbralo a tomar tanto agua simple como agua con un sabor ligero. Evita en la mayoría de los casos los jugos industrializados, refrescos y leches azucaradas.

Vegetales y Frutas

No olvides poner vegetales y frutas siempre frescas y de temporada en las loncheras de tus hijos. Estos elementos además de sumar más agua a su día, también aportan vitaminas, azúcares naturales y fibra. La mezcla de fibra y azúcar que contienen los vegetales y las frutas, darán energía sostenida y no picos que después ocasionarán un bajón de energía, como ocurre con el dulce que encontramos en golosinas como caramelos, donas, galletas, jugos y leches saborizadas.

Grasas… Grasas… Grasas…

Antes se tenía un miedo desmedido a las grasas, ahora sabemos que son de vital importancia para el sistema nervioso central, el cual abarca también al cerebro. Las grasas que encontramos en los alimentos de origen animal, como el huevo o las semillas como nueces y almendras, son ESENCIALES, es decir, estas las necesitamos obtener a partir de los alimentos, ya que nuestro cuerpo es incapaz de sintetizarlas por si mismo, como ocurre con los ácidos grasos no esenciales que encontramos en aceites vegetales. Añadir estos elementos en la lonchera de tus hijos, ayudará a que el proceso de aprendizaje sea mucho más ameno.

No le Temas a las Proteínas

Nuestros hijos están en periodo de crecimiento, igual que un culturista o un apasionado del gimnasio necesitan proteína para poder crecer. Por ello es de suma importancia que los niños consuman proteína en cantidad adecuada. Esto ayudará tanto en su periodo de crecimiento como en un buen funcionamiento del sistema inmunológico. Un niño que no gasta energía en curarse constantemente de diversas enfermedades, es un niño que utilizará esa energía en crecer y desarrollarse de manera óptima.

Además, la proteína es el alimento que brinda mayor saciedad, esto junto con la fibra y grasas de vegetales, frutas y semillas o aguacates, evitará que nuestros niños tengan deseo o bien, espacio en el estómago para alimentos que puedan conseguir dentro o fuera de la escuela.

Realismo En Las Escuelas

Como papás debemos ser realistas y más aún si envías a tus hijos con dinero a la escuela. Si decides darle gasto para usarlo en el receso o en la salida, debes darle esa libertad, confianza e información sobre lo que puede comprar.

Desde mi papel como madre, me gusta que mi hija aprenda a administrar determinada cantidad de dinero y que sea ella quien decida desde ahora un poco sobre el manejo de sus finanzas (aunque sea a microescala). Tarde o temprano este momento llegará y me parece que lo peor que podemos hacer es PROHIBIR. Dile a un niño o adolescente que no haga determinada cosa, o bien compre determinado alimento o producto y luego observa como se dirige hacia ese punto.

No podemos meter a nuestros hijos en una burbuja, por tal, lo que sí puedes hacer es llenarlo de información real sobre todas las situaciones a las cuales pueda ser expuesto. Se claro, flexible y estate atento a sus dudas, bríndale confianza, libertad y apoyo.

Armen juntos las loncheras, hablen sobre los elementos de una lonchera sana, incluso, pueden hacer dos loncheras, una para tu hijo y otra para ti, ambos merecen alimentos de calidad y las opciones que presento aquí son útiles tanto para niños como para adultos. Recuerda siempre que los niños aprenden de lo que ven, no de lo que escuchan. Será mucho más sencillo que tu hijo vea que su luch luce igual que el tuyo y vuelves a casa con la lonchera vacía y a partir de ello, él hacer lo mismo, a que simplemente sea una recomendación y entonces venga tu pequeño con la lonchera sin haber sido siquiera abierta.

En Fit Fighters queremos que cada uno de nuestros alumnos sean ejemplo tanto para los pequeños como para todos aquellos que estén a su alrededor. Finalmente, una alimentación saludable, dará como resultado, adultos saludables.

Sobre el autor

Miriam Balderas es nutrióloga graduada de la U.A.M., y forma parte de los profesionales que laboran en Fit Fighters – Fitness App